LA CHINFONIA BURGUESA
 

 Es un poema al alimón hecho por Coronel y Pasos

Es el himno de la etapa anti-burguesa del Movimiento deVanguardia nicaragüense

 Es uno de los resultados del estudio que los vanguardistas hicieron de las fuentes populares nicaragüenses

 "Hemos pretendido dar a nuestras rimas populares o rimas infantiles un carácter más capaz y elevarlas a la altura de la composición complicada… --escribió Joaquín Pasos--. Hay en el fondo de la poesía popular e infantil de Nicaragua dos calidades que nos han servido a nosotros como base para crear el pequeño ensayo que ahora presentamos, calidades que son éstas:

1) La rima en serie y valor sugerente de la rima;

2) fantasía caprichosa y hasta absurda de resultados irónicos o bufos o simplemente poéticos"

Estos poemas, que luego sus autores, Pasos y Coronel Urtecho, ampliaron y convirtieron en obra de teatro bufo, nació en Nicaragua antes de que García Lorca y Alberti, "navegando por otros rumbos –según explica Pablo Antonio Cuadra—descubrieran también a don Pirrimplín o a la Pájara Pinta", personajes también del teatro del absurdo.

 DIALOGO A LA SORDINA

--Chocoyito real
¿qué tal?
--Bien.
Siéntate en esta rima.
Déjame abrir tu corazón
con un tirabuzón.

--¡Non!
La caja de caudales de papá
se abre con llave de fá
con llave de re.
Yo no sé.

--Yo la abriré
con una P.
…¡Yo quiero tu dinero!
--Y yo te quiero
como papá a su bolero.

--Te espero en el esperadero.

 AGITATO FURIOSO

Todo esto lo han sabido
Doña Chomba y su marido.
Junto a la estufa bufa
como una loca oca cocoroca foca foforoca.

Grita un grito.
Pita un pito:
¡Fifí! ¡Fifííí!

--Lomato.
!Le quiebro un omoplato!
¡Un pie!
¡Un peroné!

-¡Pueta
de la nariz a la jeta
le rompo una falangueta!

Doña Chomba kekereké, kokorokó, kikirikí
¡Fifí¡
Doña Chomba kakaraká.
¡Qué gritos, qué patadas, qué bufidos,
[qué resoplidos da!
hasta que cae desmayada en el sofá,
en el sofá Sabá.

 PIANO PSIQUICO
Don Bombín saca su alma de su almario
su alma de propietario millonario
y lentamente inventa el inventario siguiente:
Tengo
una espiroqueta pálida de abolengo
un zancudo en mi escudo
y un higo en el ombligo.
Yo soy un tinajón con corazón
un tinajón con saco y pantalón
y de mi saco saco una petaca flaca
y una lágrima seca.
Yo soy un hombre duro como un duro,
yo soy un hombre puro como un puro
con un solo pecado olvidado:
un pedazo de beso tieso como botón de hueso
dado a una criada bruta como una fruta.

Poseo una pianola de cola
de la que sale a al sala la sinfonía
(o bien como antes se decía)
"La chinfonía a la viela o a la viola".
Bailo la perinola al son cochón de mi violón
al sol violento de mi instrumento de viento.
¡Pero amo sobre todo mi pianola,
mi pianola Manola!

Pero eso pasó cuando escupió su psique por
(el diente meñique
y era la era de la petenera
cuando la carretera era la carretera
y este mundo era un segundo mundo…

Regreso a Cápsula vanguardista 

Regreso a Panorama de la literatura nicaragüense

Regreso a Dariana